Vaya Ud. a saber

De hombres y dioses

Volando hacía Bangkok ya me asaltaron las dudas: ¿qué pasaría si Mark Knopfler y Gabriel García Márquez se conociesen? ¿Cómo sería este encuentro de titanes? O mejor aún: ¿qué pasaría si Mark Knopfler no hubiese sido compositor y hubiese sido escritor, y Gabriel García Márquez hubiese elegido la música en vez de la literatura? ¿Serían tan buenos en sus nuevas vidas como lo son en la que viven? Yo creo que no, aunque de todos modos, nunca se sabe; esta gente, estos genios, son capaces de todo, menos de no morir.

Sin embargo, encontré una respuesta que calmó mis necesidades de saber, mis necesidades de imaginar. Y lo logré,  claro, endiosándolos más aún de todo lo endiosados que les tengo. “No seas tonto” pensé: “Mark Knopfler ya hace literatura con su música y Gabo también hace música con su literatura. Ambos se dedican a ambas cosas y tú todavía no lo entiendes, idiota”.

Pero ya lo entiendo, sí señora, y eso es algo que estoy consiguiendo aquí. Escucho un montón de música al día, intento descubrir nuevos estilos, abrirme nuevas puertas. Leo, y mucho más que en Madrid, quizás porque aquí encuentro más tiempo para mí que para el resto. A veces te encuentras con estos momentos mágicos, en los que escuchas ‘Once Upon a Time in the West’ mientras lees ‘El Otoño del Patriarca’, y sin saber qué cosa debes disfrutar, acabas por disfrutarlas las dos, y te preguntas, sin querer, qué demonios pasaría si estos dos se conociesen, y más preguntas sin respuesta que acaba respondiéndose uno mismo para sentirse bien consigo, y en el fondo, y al cabo, te da un poco de pena que Márquez no pueda leerse a sí mismo mientras escucha a Mark Knopfler del mismo modo que lo hace un servidor, con la misma sonrisa y la misma admiración, y también te jode, porque las cosas siempre tienen dos sentidos, que Knopfler no puede escucharse a sí mismo mientras lee a Márquez del mismo modo que este servidor lo hace, con esa misma sonrisa y esa misma admiración, y al final uno acaba por descubrir que el vulgo, la masa, la plebe, pese a todo, también tenemos nuestros privilegios.

Estándar

Comenta si eso

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s